Sonido Off / On




  Principal
  Radio y TV
  Sobre Nosotros
  Ayúdanos a seguir comunicando
  Links de Interes
·Comité solidaridad España
·Comité Solidaridad Alemania




  Buscar


  Contador de Visitas
contador de visitas
Frenadeso Noticias

Frenadeso Nacionales

[Video] Panamá: Quién es Genaro López, un cholito en China

El líder que nació del pueblo













Quién es Genaro López, un cholito en China

El líder que nació del pueblo

Genaro López, el hijo de Mamamé, tiene muchos hermanos. Nació el 26 de julio de 1954. Es el sexto de los nueve hijos que procrearon María Salomé Rodríguez y Reynaldo López Alvarado. Procede de la región montañosa de Calobre, Veraguas, específicamente de Chitra, corregimiento marcado por la pobreza y por la extrema pobreza, como otros que identifican a esa parte de la geografía nacional.

Sus orígenes y su amistad con Héctor Gallego

Genaro es un auténtico cholo, en el buen sentido de la palabra, la misma que se usa para describir al jefe guerrillero Victoriano Lorenzo o a nuestra gloria del boxeo, Roberto Durán.

Genaro es también un guerrero.

De muy niño, se dedicó a la agricultura de subsistencia para ayudar a su humilde familia, en particular en la cosecha del café y en la molienda.

Allá los niños, como ocurre en muchas comunidades todavía en Panamá, poco sabían de la Navidad de la forma en que se conoce en las ciudades, es decir, ese desenfreno en los mall, la publicidad comercial o los grandes banquetes.  Los muchachos se hacían, ellos mismos, caballitos de palo, calabazos en forma de vacas; aplastaban las latas de sardina y les hacían dos huequitos y al juguete le llamaban gallito.  Algunos niños sí enviaban cartas a Santa Claus, pero nunca obtenían respuesta. No existía el «amigo secreto»..  Comían naranjas y mandarinas de noche. Mientras aguardaban el año nuevo, bajo la noche estrellada, los muchachos le jugaban travesuras a los vecinos que entre si mantenían diferencias.  Trasladaban los bancos, taburetes o pilones de una casa a otra, para forzar al vecino a buscarlos a la casa de su rival y así obligarlos a reconciliarse.

En esos años conoció a un sencillo sacerdote, de origen colombiano, párroco de esas comunidades, que ayudaba a los campesinos, Héctor Gallego.  Con él jugaba tablero (damas) y departía, al igual que otros muchachos de la comunidad, cuando el sacerdote pernoctaba allí varias veces al año, especialmente cuando el santo, San José, patrono de Chitra, era llevado a esa comunidad, como a otras de Calobre.

Genaro cuenta que para ese tiempo ya tenía la talla de Gallego, y compartió con él su ropa humilde, pues a veces se quedó en su casa, igual que en la de otros vecinos. Gallego rompió con la tradición de que la misa solo se hacía en la iglesia del pueblo, y efectuaba ceremonias en las comunidades aledañas. A diferencia de otros sacerdotes que lo antecedieron, Gallego visitaba las comunidades varias veces al año en su afán de ayudar al campesino a organizarse.

Al comenzar la década de los 70, Genaro, un muchacho todavía, se trasladó a Panamá en busca de mejores oportunidades, igual que tantos panameños oriundos de la campiña.

Al poco tiempo de llegar se enteró de que aquel sacerdote, Jesús Héctor Gallego, había desaparecido, hecho que constituyó otro crimen más de la dictadura. La noticia le entristeció mucho.

Su primer empleo fue como fregador de platos en el restaurante Gran Oriente, de Avenida B.

La lucha sindical y del pueblo

Luego desarrolló otros trabajos, hasta entrar al sector de la construcción. De inmediato, tuvo contacto con los dirigentes de aquella época de los sindicatos de albañiles, carpinteros y reforzadores, interesados en crear una sola organización que dignificara al obrero de la construcción y luchara por sus reivindicaciones. Entre esos dirigentes estaban José Rayo e Hipólito Alvarado, dos legendarios luchadores obreros.

El 10 de septiembre de 1972, en la Sala Francesa, en Calidonia, cerca del desaparecido teatro Tívoli, se funda el SUNTRACS en Asamblea de Trabajadores y casi en secreto, algo característico de aquellos años de la dictadura militar.

Genaro, quien había participado en los esfuerzos iniciales para crear el sindicato, se afilia oficialmente en 1974.

Se graduó de maestro de obras en la escuela de construcción y estudió su bachillerato en la Escuela Nocturna Oficial (ESNO).

Entre los proyectos en que laboró, podemos mencionar los edificios de Patio Pinel, la Lotería Nacional de Beneficencia, Cemento Bayano, Centro de Convenciones Atlapa y la Hidroeléctrica de Bayano.

Ya como dirigente sindical elegido por los trabajadores, ocupa el cargo de Secretario General del SUNTRACS de 1984 a 1986, durante la difícil crisis del régimen de Noriega.

Entra en contradicciones con un sector de la dirigencia plegada a los cuarteles y al partido gobernante (PRD). Recibió golpizas y amenazas frecuentes. En varias ocasiones, su vida estuvo en peligro por pandilleros y mafiosos a sueldo patrocinados por los militares y la burocracia sindical.

Fue desplazado de la dirigencia y sobrevino el peor momento para el SUNTRACS.  La dirigencia impuesta por las autoridades de Trabajo, a cambio de prebendas y coimas, negoció la reducción de los salarios de los trabajadores, dejó de pagar la cuota del Seguro Social, las oficinas y otras propiedades fueron secuestradas por los trabajadores y el sindicato cayó en la ruina.

En 1990, en tales circunstancias, Genaro ocupa nuevamente la Secretaría General y logra que el SUNTRACS se levante de sus cenizas, como el ave fénix.
Rápidamente, el SUNTRACS, apuntalado por la dinámica de la construcción y por el ímpetu combativo de sus miembros, se convierte en el sindicato más grande y beligerante de Panamá y hasta de la región.

Como dijo en su discurso al entregársele las credenciales como candidato del FAD, Genaro no tiene que fingir que es pueblo, como lo hace el resto de los candidatos.

Hablar de Genaro es hablar de las principales jornadas de lucha del pueblo panameño de las últimas décadas. Para muestra, un botón: estuvo en la primera línea de combate del movimiento sindical independiente durante la dictadura militar, como en el episodio del rechazo a la ley 3 en 1, donde fue asesinado el obrero del SUNTRACS Yito Barrantes, en marzo de 1986. Estuvo, como integrante de la Jornada Nacionalista Democrática, en la primera manifestación pública contra la presencia yanqui tras la invasión, el 9 de enero de 1990. Repudió la visita del invasor George Bush a Panamá. Se opuso al alza de la edad de jubilación bajo el Gobierno de Endara. Rechazó las reformas al Código de Trabajo en 1995, bajo el Gobierno de Pérez Balladares, en las jornadas donde son asesinados Rufino Frías del SUNTRACS y tres trabajadores más. En el Gobierno panameñista de Mireya Moscoso fue arrestado por oponerse a la privatización de la Caja de Seguro Social (CSS). Ya como parte de FRENADESSO (aún con dos eses), rechaza la Ley de la Muerte (CSS) de Martín Torrijos y enfrenta el sindicalismo amarillo (apoyado por el Gobierno), el sicariato y la represión, que se cobra la vida de los obreros del SUNTRACS Osvaldo Lorenzo, Luiyi Argüelles y Al Iromi Smith.

En el Gobierno de Martinelli, rechazó el 7 % y la Ley Carcelazo, jornadas que significaron el arresto de cientos de trabajadores del SUNTRACS y el pago de onerosas, arbitrarias e ilegales multas: por combatir la aberración jurídica que desató la masacre de Changuinola (Ley Chorizo), fue amenazado y perseguido con orden de captura junto a sus compañeros de la Dirección Nacional de FRENADESO. Se solidarizó con el pueblo ngäbe buglé en su lucha contra los proyectos mineros e hidroeléctricos depredadores del ambiente. Y, como parte del SUNTRACS, participó en el papel decisivo de la organización sindical en el rechazo del pueblo a la Sala V y en la derogación de la Ley de la Zona Libre de Colón tras una serie de muertos, heridos y encarcelados por las «3 M» (Martinelli, Mulino y Moltó).

Durante el Gobierno de Varela ha estado en la calle exigiendo cárcel para los corrutos y que devuelvan lo robado en las marchas y concentraciones más grandes de este período.

¿Algún otro candidato puede mostrar esta ejemplar trayectoria de lucha? ¡Por supuesto que no! Ellos solo hablan de grandes negocios, los sostiene el clientelismo, los gamonales y los 105 ulltramillonarios; difunden mentiras y fingen que les importa el pueblo.

En su afán de superación, en años recientes Genaro obtuvo el título de Licenciado en Ciencias del Trabajo de UDELAS y ahora también es abogado (UPAM). Ha participado de diferentes seminarios y conferencias a nivel nacional. Como líder sindical, le ha correspondido representar al movimiento sindical panameño en varios foros y organismos internacionales.

Su nuevo rol

Genaro sigue siendo el Secretario General del Frente Amplio por la Democracia (FAD) y fue una figura clave a la hora de lograr esta hazaña histórica de inscribir un partido que nace de las entrañas mismas del pueblo.  Fue elegido candidato oficial a la Presidencia de la nación, en las primeras primarias del FAD, el 24 de noviembre de 2013, a sólo 2 meses de obtener su reconocimiento como partido.

No fue nada fácil. No está acostumbrado a los actos protocolares rimbombantes, a los discursos solemnes,

Genaro sufrió un atentado, junto a su hijo y esposa, a manos de la policía el 27 de octubre de 2013, en la seguidilla de ataques de elementos de la fuerza pública contra ciudadanos inocentes.

Genaro rompe estereotipos, quiere ser genuino, él no desea ni necesita fingir nada: es un obrero que de niño comenzó como campesino en una de las regiones más pobres del país. Lo suyo ha sido siempre trabajo, sacrificio y sudor, madrugar todos los días como lo hace la inmensa mayoría de los trabajadores para ganarse el pan y sostener a sus familias. Dos de sus hijos son abogados, educados en escuelas y universidades públicas, como muchos hijos de obreros que han logrado ser profesionales.

Lo suyo ha sido siempre la lucha en las calles, el discurso de barricada, la militancia con riesgos.  Genaro es armónica, caja y saloma.

Dale la mano a tu hermano, dale la mano a Genaro

Genaro no viene de familias encumbradas. No tiene Círculo Cero, su único círculo es el pueblo mismo. No viene a echar cuentos sobre los problemas del pueblo. Él los conoce bien, y los ha sufrido. Viene a demostrar que la política no debe ser el campo exclusivo de los acaudalados y sus allegados, como la Partidocracia acostumbró al pueblo a que creyese.

En estos 27 años transcurridos tras la invasión, a diferencia de los 21 años de dictadura militar, toda una generación de panameños conoce qué han sido cada uno de estos partidos en el Gobierno. Han probado su codicia, mentiras y engaños, y que son más de lo mismo: claras expresiones del neoliberalismo salvaje.

Ahora asistimos al retorno de lo nuevo y diferente, y son muchos los ciudadanos que sienten la necesidad de darle la oportunidad al FAD: ya probaron los otros y saben que no se merecen volver al Gobierno, y que este país no puede permitirse que vuelvan a aprovecharse de él.

El FAD, con Genaro y demás compañeros que acaba de celebrar su Congreso Cnstitutivo, es el único que puede darnos una Asamblea Constituyente Originaria para barrer la podrida institucionalidad, la corrupción e instaurar una verdadera democracia participativa; bajar y congelar los precios de los artículos de primera necesidad; lograr un aumento general de salarios; repartir de una manera justa las riquezas que generamos todos los panameños; administrar con transparencia y honestidad los fondos públicos y ponerlos en función del bien común; garantizar educación, salud y seguridad social gratuitos, públicos y de alta calidad; dar pensiones y jubilaciones justas y atender con dignidad a los adultos mayores; recompensar a los profesionales honestos que se superan y engrandecen al país; ofrecer viviendas dignas para los humildes; acabar con todo tipo de discriminación en razón de color de piel, origen social, creencia religiosa, ideología, sexo o preferencia sexual; defender los derechos de nuestros pueblos originarios; brindarle oportunidades reales a nuestra juventud y mujeres; cuidar de nuestra niñez, nuestro futuro; comenzar a darle seguridad a nuestras calles y barrios; rescatar al sector agropecuario del abandono en que lo han dejado gobierno tras gobierno; promover un desarrollo sostenible; acabar con la impunidad que nace de las componendas entre las cúpulas de los partidos gobernantes y que ha impedido el castigo a corruptos, ladrones de cuello blanco, coimeros y violadores de derechos humanos; hacer respetar nuestra soberanía y autodeterminación como pueblo.

El FAD, que preside el Dr. Fernando Cebamanos, ha logrado a pulso reinscribirse. Genaro con el FAD cree en la unidad del movimiento popular y de la izquierda y reivindica la frase de Nelson Mandela: «Todo parece imposible hasta que se hace».

Genaro se define como cristiano y socialista. Para él, entre cristianismo y revolución no hay contradicción. Genaro cree en la Patria Grande.

Genaro y el FAD son conscientes de que nada será fácil. No tienen los recursos económicos de los otros partidos ahora acrecentados con reformas electorales antidemocráticas y saben que su peor enemigo es el obsceno clientelismo político que caracteriza a los partidos tradicionales, con la compradera descarada de votos y sus vulgares campañas de engaños y mentiras. Con la organización y concienciación del pueblo, con la ética por delante y apegados a los principios y valores patrióticos y democráticos, los derrotarán.

Ahora en China, donde participa en el evento más transcedente en materia de relaciones internacionales, el establecimiento de relaciones diplomáticas con la Patria de Mao, ya vimos a Genaro de saco y corbata: entonces vimos a un cholo encorbatado, digno y sencillo, al lado del Presidente de la potecia mundial Xi Jinping, líder del país con la mayor población mundial y Secretario General del partido más grande del planeta con 89 millones de miembros.

¡Salud, Genaro!

El pueblo honesto, digno y trabajador está bien representado en este acontecimiento histórico.

Éxitos
 
 
 
 
 
 

Enviado el Sábado, 18 noviembre a las 15:50:23 por franckoi
 
  Enlaces Relacionados
· God
· God
· God
· Más Acerca de Frenadeso Nacionales
· Noticias de franckoi


Noticia más leída sobre Frenadeso Nacionales:
Genaro López (SUNTRACS)

  Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

  Opciones
Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.