Sonido Off / On




  Principal
  Radio y TV
  Sobre Nosotros
  Ayúdanos a seguir comunicando
  Links de Interes
·Comité solidaridad España
·Comité Solidaridad Alemania




  Buscar


  Contador de Visitas
contador de visitas
FRENADESO Panamá

Frenadeso Nacionales

Panamá: «Cuando dos elefantes se pelean, la que sufre es la hierba».









«Cuando dos elefantes se pelean, la que sufre es la hierba».

La pelea de los consuegros de Pipo Virzi (Motta y Mello Alemán) por las plantas de gas natural

 No es el propósito de este escrito establecer quién tiene o no la razón en esta disputa. Lo que buscamos es poner en evidencia cómo se deciden los grandes negocios en Panamá, mientras los ciudadanos de a pie, enfrentados a sus múltiples necesidades diarias, ni siquiera se percatan.

Esta es una historia más de tráfico de influencias, conflictos de intereses, pactos de recámara y corrupción que implica a grupos económicos poderosos. Es otro capítulo que permite observar el porqué del interés de determinados sectores por el control de la Corte Suprema de Justicia, última instancia donde se deciden estos negocios.

Un comentarista de boxeo venido a socio de empresa de gas natural

En su programa de boxeo del pasado jueves 18 de enero, el comentarista Juan Carlos Tapia, a quien la invasión le hizo el milagro de recuperar el habla y así comenzó a hablar hasta por los codos porque en la dictadura el tan valiente era un completo mudo, dio declaraciones acerca de su participación en la empresa Panamá NG Power S. A.

Tapia reveló algunos de los socios de esta empresa, en la que se incluye él como socio minoritario con un 1 % de las acciones. Mencionó a la empresa china Shanghai Electric, a Mayor Alfredo Alemán Chiari y al ecuatoriano José Dapelo.

Acusó a Varela de infidencia, pues era al único a quien le había revelado esa información que después salió en redes. Tapia informó que visitó a Varela para pedirle que les permitiera desarrollar este proyecto (es decir, que pasara por encima de los tribunales de justicia, donde estaba el conflicto) que, si estaba paralizado por él (Tapia), con esa humildad que lo caracteriza renunciaría de inmediato a sus acciones en la empresa.

Esto es clásico en el comentarista de boxeo. Cuando él, o un amigo o una empresa se ven afectados por decisiones del Gobierno de turno o están comprometidos con la justicia, suelen visitar a los funcionarios para presionarlos. Algunos no ceden, pero otros sí por el temor que le tienen a su lengua. Así ha sido Gobierno tras Gobierno, a los cuales apoya en sus inicios y luego se desmarca de ellos. Por eso hay que discernir bien cuándo se refiere a alguien en sus comentarios.

Tapia dejó entrever que el Gobierno estaba favoreciendo a Stanley Motta, quien con Inversiones Bahía S. A., junto con AES Panamá, construye actualmente una planta de gas natural en Colón. No es la primera vez que Tapia confronta al principal propietario del canal de televisión de la competencia. Recordemos el apoyo que le da a su cliente y rival de Motta en varios negocios, Abdul Waked.

Dijo que el proyecto de Stanley Motta era de 350 MV y el de ellos (Panamá NG Power), que traería más beneficios al país, de 670 MV.

Tapia acusó directamente al director de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), Roberto Meana, de violar el debido proceso y de «cancelarnos el permiso».

También leyó la carta que le envió uno de sus socios donde señalaba que el gerente de la Empresa de Transmisión Eléctrica S. A. (Etesa), Gilberto Ferrari Pedreschi, que formó parte de la delegación oficial que fue a China, desacreditó a Panamá NG Power, le pidió a los representantes de Shanghai Electric que se fueran de ese proyecto y que no contribuyeran a su financiamiento.  En la cena, dice, Ferrari se sentó al lado del representante de la empresa en China para insistirle en lo mismo y que ha visitado al embajador aquí en Panamá en igual sentido.

Es decir, panameños, que mientras los medios y las redes nos entretenían con la presencia de Genaro en China, Motta convertía a ese país en un tinglado de su pleito con la competencia por el tema de las plantas de gas natural.

Juan Carlos Tapia dijo: «Yo soy cucaracha en baile de gallina, de 100 %, 1%, pero eso para mí es importante». Pero el poder económico siempre busca invertebrados para que le defiendan sus intereses en los medios.

Fue una noche divertida, pues el humilde comentarista de boxeo afirmó que lo sacaron de ESPN porque ganaba más que el presidente de esa empresa televisora en New York, por las ventas que él hacía en Colombia.

Además de amenazar como siempre a funcionarios con demandas y hacerlos bajar y subir escaleras, no dio mayores informaciones de contratos que recibió para su programa en el Gobierno de Ricardo Martinelli por más de 4.5 millones de dólares, información del MEF y de la Contraloría que ha circulado en redes, similar al caso de La Cáscara.

Tapia se autoelogió. Dijo ser un hombre valiente, honesto, respetuoso, caballeroso, «sincero, de donde crece la palma».

Al final, ya saben, todos los presidentes son sus amigos, y además de invitar al presidente a debatir en su programa, concluyó con esto: «Yo extraño al amigo Juan Carlos Varela Rodríguez, de 20 años en el edificio dónde yo vivo».

En declaraciones posteriores a La Estrella de Panamá unos días después, Tapia denunció que a José Dapelo, de regreso a Panamá procedente de Estados Unidos, se le negó la entrada al país y fue enviado a su país natal, Ecuador.

Hoy, miércoles 24 de enero, se publicó: «El empresario José Dapelo, gerente general de NG Power S. A. contó a La Estrella de Panamá que al regresar de un viaje de negocios en Estados Unidos, el fin de semana, un funcionario de migración en Panamá le advirtió que le quitaría la residencia a pesar de que el empresario tiene ocho años de vivir en el país, a cargo de un proyecto energético con una inversión que supera los 800 millones de dólares».

«Dapelo mantiene dos nacionalidades: la ecuatoriana y la italiana. Al encontrarse en esta situación, él solicitó a los funcionarios del Servicio Nacional de Migración (SNM) que le devolvieran sus teléfonos para llamar a sus abogados. Sin embargo, los agentes se negaron. En cambio, le dieron a escoger dos destinos: Italia o Ecuador».

Un elefante

La génesis de las declaraciones de Tapia es la entrevista dada por Mayor Alfredo Alemán Chiari (miembro del Frente Empresarial del PRD) a La Estrella de Panamá el 15 de enero de 2018, bajo el título: «Corte reprende a la ASEP por violar el debido proceso».

Se trata de un fallo donde se afirma que el director de la ASEP, Roberto Meana Meléndez, canceló la licencia a Panamá NG Power S.A., cuya planta de gas natural debió de haber entrado en funciones el 1 de marzo de 2017. En 2014 también se canceló la licencia pero se reactivó en 2015 por otro fallo de la Corte. A la fecha, Panamá NG Power no solo no ha puesto una sola piedra de este proyecto, sino que no ha podido cumplir con el cierre financiero, es decir, no ha justificado cómo será financiado este proyecto que supera los mil millones de dólares.

El socio de Alemán y Tapia, José Dapelo, ha sido denunciado por corrupción en Colombia y Ecuador. En su país el ex mandatario Rafael Correa dijo de él: «Este gánster», refiriéndose a José Dapelo, en ese entonces propietario de la compañía Ecuavital, «se ha llevado aproximadamente 140 millones de dólares en contratos a dedo para remediación ambiental». Mello Alemán dice que su relación con Dapelo viene de hace 20 años, cuando ambos desarrollaron un campo petrolero en Ecuador.

No hay duda del favoritismo de Ricardo Martinelli con NG Power. En La Estrella de Panamá, el 14 de junio de 2012 se afirmaba:

«En septiembre de 2009 —cuando el presidente de la República, Ricardo Martinelli, apenas estrenaba la silla presidencial— se inscribió en el Registro Público la sociedad LNG Group Panamá, cuyo presidente es José Dapelo Benites, quien ahora ha sido mencionado en medio del debate legislativo por un proyecto de ley sobre gas natural».

«No es para menos. En enero de 2010, el Consejo de Gabinete autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas realizar, de manera directa, un contrato con la empresa de arrendamiento con opción de compra de 48 hectáreas en el área de Telfer, en Cristóbal, en Colón, para el desarrollo de un proyecto de comercialización de gas natural».

Vale señalar que cuando se dio este contrato de manera directa, el Ministro del MEF era nada menos que el panameñista Alberto Vallarino, en ese entonces vicepresidente de su partido y el mismo de la estafa Banistmo y quien le arrebató la Hacienda Santa Mónica a los niños pobres de Panamá.

Resulta que Alberto Vallarino y Mello Alemán son socios y dignatarios en varias empresas, como Albrook Holding Company S. A., Los Pueblos Leasing Corporation, Administración Los Pueblos de Albrook S. A., FC Inmobiliaria S. A., entre tantas otras. ¿No existía en este caso conflicto de intereses, tráfico de influencias?

En ese período, el Partido Popular (PP), hoy en el Gobierno, por voz de su secretario general de entonces, Carlos Ernesto González de La Lastra, denunció «la autorización que dio el Consejo de Gabinete al Ministerio de Economía y Finanzas para la excepción del procedimiento de contratista y a contratar directamente por B/ 17.9 millones a la empresa LNG Group Panamá, S. A.”

«La decisión, promulgada en la Gaceta Oficial, señala que el contrato por 40 años con LNG Group será para un "arrendamiento e inversión con derecho a opción a compra de 48 hectáreas", revertidas en el sector de Telfers, en Cristóbal, Colón».

«El presidente del comité político del PP, Carlos González de La Lastra, indicó que las autoridades violan las leyes que regulan la venta de tierras y edificaciones».

«Se pregunta: ¿Qué tanta influencia tiene (la sociedad) en este Gobierno para que se viole la ley? ¿Quiénes son sus dignatarios? ¿Qué estudios de impacto ambiental y económico se han realizado?». (Panamá América, 22 de septiembre de 2010).

Lo curioso es que Carlos Ernesto González de La Lastra, secretario de Logística de la Autoridad Marítima de Panamá, directivo del Metro, expresidente de CADE 2015 y sentenciado a dos años de prisión en mayo de 2016 por retención de cuotas obreras de la Caja de Seguro Social (CSS), era dignatario con José Dapelo, el magnate de Panamá NG Power y LNG Group, en la empresa Consorcio Intermares S. A. ¿Quién sabe a qué se debieron las diferencias?

Lo cierto es que la empresa de Dapelo y Mayor Alemán en el Gobierno de Ricardo Martinelli fue la única que participó en la licitación donde más de 20 empresas estuvieron interesadas. A última hora se cambiaron las reglas del juego y el 30 de abril LNG Group quedó sola. Antes se le había suspendido la licencia, pero la resolución la dejaron sin efectos unas horas antes del acto público.

Pero hay más, el Gobierno de Ricardo Martinelli contrató a Consulting Management Corporation, de propiedad también del socio de Juan Carlos Tapia, José Dapelo, por 1.2 millones de dólares para una consultoría de estrategia de imagen y administración de crisis. El líder consultor era Mario Elgarresta, un cubano-estadounidense, cuñado de Dapelo y quien formó parte de la campaña en 2009 y 2014 de Ricardo Martinelli y Cambio Democrático. Casi 285 millones de dólares gastó Martinelli en ese tipo de consultorías durante su quinquenio, sin contar los gastos de los órganos judicial y legislativo. ¿Cuántas escuelas y hospitales no se pudieron hacer con ese dinero? ¿Cuántas medicinas comprar? ¿Cuánta agua llevar a las comunidades? ¿Cuánto se pagó en coimas y sobornos? De ese dinero se beneficiaron empresas que surgieron de la noche a la mañana vinculadas a altos funcionarios del Gobierno y ciertos programas radiales y televisivos que le hacían propaganda a Martinelli.

Volviendo al caso de la planta de gas natural, Dapelo señaló: «La posición nuestra es sencilla, todos los proyectos (de generación de gas en Colón) deben hacerse. Que haya competencia leal y se respeten las reglas para todos. Nuestro proyecto es mucho más eficiente que el de la competencia dado el tamaño y la calidad de las turbinas'."

«Los contratos para suministro de energía firmados entre Panamá NG Power y las distribuidoras de energía Edemet, Ensa y Edechi fueron modificados para que se pueda postergar al 2020 el inicio de operaciones de la planta de gas natural».

Reseña «La Prensa» que «... Las enmiendas a los contratos se realizaron después de que Panamá NG Power presentara un amparo de garantías ante la Corte Suprema de Justicia, que fue resuelto a su favor y que, entre otros aspectos, le permitió extender el plazo que tenía fijado para el inicio de operaciones a partir de la fecha que estaba prevista».

«La licencia, otorgada inicialmente en 2011, había sido cancelada a finales de 2014 debido a demoras en la entrega de información sobre el financiamiento del proyecto por parte de NG Panamá Power, pero en septiembre de 2016, la Corte Suprema de Justicia concedió un amparo de garantías a la empresa, obligando a la ASEP a reactivar la licencia».

No obstante, el año pasado, «Cuatro años después, el abogado Juan Antonio Tejada Espino presentó el pasado martes 10 de octubre una demanda penal ante el Ministerio Público para que se investiguen las posibles irregularidades que se dieron durante el proceso de la licitación que se adjudicó Panamá NG Power». Tejada Espino fue defensor del Pueblo en el Gobierno del PRD de su primo, Martín Torrijos Espino, y fue denunciado luego de concluir su cargo por cobrar más de 40 000 dólares cuando actuó como juez ad honorem en el caso de la Comisión Interamericana de Derechos humanos sobre el caso de la desaparición y el asesinato de Heliodoro Portugal.

Juan Antonio Tejada Espino, que dijo actuar a título personal en esta denuncia penal en contra de Panamá NG Power S. A., es miembro del denominado Movimiento Independiente (Movin) controlado por Stanley Motta, quien, junto con AES Panamá, desarrolla la otra planta de gas natural en Colón. Motta fue uno de los principales donantes de la campaña de Martín Torrijos.

El otro elefante

Stanley Motta se señala que también fue uno de los principales donantes de la campaña de Juan Carlos Varela y él y su socio (AES Panamá) se han visto ampliamente beneficiados en este Gobierno. Por ejemplo, el contralor general de la república, Federico Humbert, “concedió un contrato directo a la empresa AES Panamá para que suministre energía eléctrica al edificio principal de la institución, desde el 1 de septiembre de 2016 hasta el 31 de agosto de 2021, por 2 millones 984 mil 350 dólares”. (Noticias 7 Días). Uno de los abogados de AES Panamá es Rómulo Roux Moses, hoy presidente de Cambio Democrático (CD). Motta y Humbert forman parte de la junta directiva del Banco General y están vinculados también a Petróleos Delta, con los González Revilla, Alemán Zubieta y otros.

En mayo de 2016, un cable de EFE señalaba:

«AES levantará la primera planta de gas natural licuado en Centroamérica en asociación con Inversiones Bahía, del empresario panameño Stanley Motta, con una inversión de 1150 millones de dólares en su construcción, que concluirá en 2018 y aportará 381 megavatios de "energía limpia", menos contaminante que otros combustibles fósiles y también menos onerosa».

«Al menos 2000 trabajadores se emplearán en la construcción y unos 200 en la operación de la planta, además de la transferencia de conocimiento a los colonenses, destacó Varela».

«La planta se levantará junto con una terminal portuaria para almacenar el gas natural cerca a la nueva esclusa de Aguas Claras del Canal de Panamá ampliado, que se inaugurará el próximo 26 de junio.”

El proyecto se desarrollará en isla Telfers, en terrenos dados en concesión a Panamá Ports, y durante este período de construcción ha estado envuelto en distintos conflictos con los trabajadores. La planta debe iniciar operaciones en mayo de este año.

La licitación que otorgó este proyecto a Motta y su socio no estuvo exenta de denuncias. La Estrella de Panamá señaló en su edición del 1 de diciembre de 2015 lo siguiente:

«Hoy se conocerá a qué empresa se adjudicará la generación, a partir del 2017, de 350 megavatios adicionales de energía y potencia que la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) abrió a licitación a través del acto LPI 02-15, y que complementarán la producción de la misma cantidad de energía y potencia que se adjudicó en agosto pasado a Gas Natural del Atlántico (AES en sociedad con el Grupo Motta)».

«Aunque la apertura de sobres se realizará hoy en las oficinas de la Autoridad de Servicios Públicos (Asep), aún hay temas pendientes de la licitación LPI 01-15 que podrían impedir a Gas Natural del Atlántico hacerse con el contrato».

«Algunos de los participantes en el acto efectuado en agosto han presentado recursos legales al considerar que en el proceso se violaron ciertos conceptos legales».

«La compañía Pentacles Energy, una de las 27 oferentes de la LP01-15, interpuso un recurso de casación ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, (encargada de lo Contencioso-Administrativo) que, entre otras cosas, solicita la ‘suspensión de los efectos de la decisión que favoreció a AES', comenta Tomás Polanco, representante de la empresa en Panamá».

«Pentacles Energy basa su denuncia en dos razones en particular, explica Polanco: La posición dominante de AES, que ya tiene un 24% de las concesiones hidroeléctricas del país; y la invalidez de la oferta económica que presentó Gas Natural del Atlántico».

«Pentacles Energy ha dicho que la interpretación que han hecho las autoridades sobre los conceptos de ‘licitación' y ‘concesión' energética que aparecen en la Ley 6 de 1997 (que ‘dicta el marco regulatorio e institucional para la prestación del servicio público de electricidad') son errados y que solamente por un ‘tecnicismo' no se reconoce que AES tiene posición dominante en Panamá».

«El gerente de Etesa, Iván Barría Mock, declaró que AES no tiene posición dominante, porque tienen el 24% de las concesiones hidroeléctricas del país, y ganaron la licitación LPI01-15 con oferta de gas natural, que es una licencia energética».

Iván Barría Mock, gerente general de Etesa en ese momento, es hermano de Aurelio Barría Mock, exdirigente de la fenecida Cruzada Civilista y empleado por muchos años del Grupo Motta.

Barría Mock fue reemplazado como gerente general de Etesa por Gilberto Ferrari Pedreschi, pariente de Juan Carlos Varela por parte de su madre, Rodríguez Pedreschi y, por ende, emparentado con la candidata a magistrada suplente Kathia de Bello Pedreschi, con el Ministro de Salud, Miguel Mayo de Bello y con el embajador de Panamá en China, Francisco Escobar Pedreschi. También con Eduardo de Bello, cuya compañía Ingeniería REC está implicada con otras en el caso Blue Apple.

Gilberto Ferrari Pedreschi, fungió en el Gobierno PRD de Martín Torrijos como administrador general de la Agencia Área Económica Especial Pacífico Panamá. Está casado con Julissa Sieiro, hija del cuñado de Noriega, Ramón Sieiro. Al menos una de las primas hermanas de la esposa de Ferrari, hija de Noriega, también estuvo nombrada en el Gobierno de Martín Torrijos, específicamente en la Cancillería, siendo ministro Samuel Lewis Navarro.

Gilberto Ferrari Pedreschi, a quien Juan Carlos Tapia acusó de indisponer a sus socios en China, viene de empresas vinculadas a los González Revilla (Medcom) junto a otra figura clave en esta trama, Roberto Meana Meléndez, director de la ASEP. Ferrari, antes de ocupar la gerencia de Etesa, era gerente de Panamá Power Holdings Inc. de los González Revilla y Roberto Meana era su asesor legal antes de llegar a la ASEP. Meana también se vincula a los González Revilla en la Generadora Pedregalito S. A., Hydro Caisán S. A. y Generadora Alto Valle S. A.

Emanuel González Revilla es el actual embajador de Panamá en Estados Unidos. Hermano de Nicolás González Revilla (ambos de Medcom y PRD), de la competencia TVN de Stanley Motta, pero socios en otros negocios con este y de seguro con Mayor Alfredo Alemán Chiari.

Cuando los apagones que afectaron a Panamá el año pasado, la ASEP dijo que abriría una investigación contra Etesa. Esto movía a risa. Meana investigaría a Ferrari. Era como investigarse ellos mismos.

La hierba

Como siempre ocurre, en el enfrentamiento entre bandos de esta dimensión al final el que pierde es el pueblo. Ya Mayor Alemán amenaza con demandar al Estado por 100 millones. Es decir, sin poner una sola piedra, cobraría 100 millones pertenecientes al pueblo panameño. Nada debe sorprendernos de este Órgano Judicial.

Los contrincantes mueven sus medios. Por ejemplo TVN (Motta) insinúa que de permitirse la otra planta de gas natural, el Estado perdería unos 50 millones anuales. Mientras Metro Libre de Mayor Alemán afirma que se ahorrarían 90 millones.

Lo cierto es que ambos mienten. Dichas plantas no están en función del interés nacional, están concebidas por empresarios para venderle energía a otros países utilizando nuestros recursos y aprovechándose de concesiones que se logran por sus vínculos con los gobiernos de turno como hemos demostrado. Ese es el mercado en disputa, no el local.

Nada les interesa sobre el futuro de las comunidades y no hay sustento de estudios serios de impacto ambiental. En Colón, en 2010, la comunidad de Cristóbal protestó por considerar que con estas termoeléctricas quieren convertir a Colón en un basurero. Que todos los proyectos que atentan contra la salud los quieren llevar a la provincia.

Disputa entre los consuegros de Pipo Virzi

Este país es todavía pequeño y la concentración de poder es tal que sociedades y familia son lo mismo. Es un grupo que controla todas las cúpulas de los partidos tradicionales y que tienen vínculos con todos los Gobiernos.

Pero, a la hora de los negocios, esos nexos de sangre y políticos no significan nada y estos personajes pueden ser peor que Caín. También pueden utilizar a otros para pelear por ellos. Porque al fin y al cabo muchos son familias, socios y entre ellos se entienden.

Allí están, por ejemplo, en el proyecto depredador de Santa María Golf & Country Club, en el Corredor Sur, causante de las grandes inundaciones en Ciudad de Panamá por la destrucción de los manglares. Allí son socios tirios y troyanos: Alberto y Stanley Motta, Abdul Waked, Mayor Alfredo Alemán Chiari, Alberto Vallarino, Gabriel Btesh, Nicolás Corcione Pérez Balladares, Martín Sosa, Manuel Arias, Fernando Duque y el nicaragüense Carlos Pellas.

Tanto Motta como Mayor Alemán son consuegros de Felipe Pipo Virzi López, procesado y detenido por varios escándalos de corrupción en el Gobierno de Martinelli.

Analida del Carmen Virzi Vallarino contrajo matrimonio con Carlos Alberto Motta Fidanque, hijo de Stanley Motta Cunningahn y de Lynn Fidanque Cardoze (su prima).

Alessandra Virzi Vallarino, con Alfredo Plácido Alemán Miranda, hijo de Mayor Alfredo Alemán Chiari y de Doris Miranda Sierra.

Pipo Virzi, Mayor Alemán y Alberto Vallarino formaron el llamado Círculo Cero de Martinelli.

Esta investigación y todas las denuncias anteriores buscan aportar información fidedigna para que los panameños sepamos desentrañar que hay detrás de lo que se publican en los diarios o de lo que dicen comentaristas en televisión o radio. Saber descubrir esos intereses ocultos también detrás de las acciones de falsos profetas que hoy se mueven para confundir al pueblo conducidos por estos mismos titiriteros.

Por eso buscan acallar las voces críticas. Por eso nos cerraron temporalmente la cuenta de Facebook. Por eso el cerco informativo contra las organizaciones populares. Por eso los ataques y calumnias en nuestra contra, pues el único recurso que les queda porque no nos pueden acusar de la corrupción y los robos en que todos ellos han incurrido.

No pedimos que te identifiques con todas nuestras posiciones políticas o ideológicas o que apoyes todas nuestras acciones. Solo que compartas estas informaciones. Ayúdanos a divulgar la verdad que los grandes medios ocultan.

Esta es una historia más del país de los primos.

FRENADESO


Panamá, 24 de enero de 2018.
























Enviado el Miércoles, 24 enero a las 19:15:02 por franckoi
 
  Enlaces Relacionados
· God
· God
· God
· Más Acerca de Frenadeso Nacionales
· Noticias de franckoi


Noticia más leída sobre Frenadeso Nacionales:
Genaro López (SUNTRACS)

  Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

  Opciones
Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.